Reflexiones Bíblicas - Luz en mi Camino

Oíd y Ved Media Ministry

Luz en mi Camino es un Podcast de reflexiones bíblicas en el cual estudiamos diariamente la vida de Jesús y sus enseñanzas.

Mateo 13:16 "Pero bienaventurados vuestros ojos, porque ven; y vuestros oídos, porque oyen"

#50 El pan de vida
Trailer 4 min 56 sec

All Episodes

En este episodio estudiamos la afirmación de Jesús "La verdad os hará libres". ¿Es realmente importante la verdad en nuestros días? Puedes leer el episodio completo en nuestra página web https://oidyved.com/68-la-verdad-os-hara-libres/ Juan 8: 31-38 31 Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él: Si vosotros permanecéis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; 32 y conoceréis la verdad y la verdad os hará libres. 33 Le respondieron: Descendientes de Abraham somos y jamás hemos sido esclavos de nadie. ¿Cómo dices tú:“Seréis libres”? 34 Jesús les respondió: De cierto, de cierto os digo que todo aquel que practica el pecado, esclavo es del pecado.  35 Y el esclavo no queda en la casa para siempre; el hijo sí queda para siempre.  36 Así que, si el Hijo os liberta, seréis verdaderamente libres.  37 Sé que sois descendientes de Abraham; sin embargo intentáis matarme, porque mi palabra no halla cabida en vosotros.  38 Yo hablo lo que he visto estando junto al Padre, y vosotros hacéis lo que habéis oído junto a vuestro padre.

Oct 22

7 min 10 sec

En este episodio estudiamos el llamado de Jesús a Maria Magdalena: Vete y no peques más. Basado Juan 8: 1-11 Puedes leer el episodio completo en nuestra página web https://oidyved.com/67-vete-y-no-peques-mas/ Juan 8: 1-11 1 Pero Jesús se fue al Monte de los Olivos. 2 Por la mañana volvió al Templo, y todo el pueblo vino a él; y sentándose, les enseñaba. 3 Entonces los escribas y los fariseos le trajeron una mujer sorprendida en adulterio y, poniéndola en medio, 4 le dijeron: —Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en el acto mismo de adulterio, 5 y en la Ley nos mandó Moisés apedrear a tales mujeres. Tú, pues, ¿qué dices? 6 Esto decían probándolo, para tener de qué acusarlo. Pero Jesús, inclinado hacia el suelo, escribía en tierra con el dedo. 7 Y como insistieran en preguntarle, se enderezó y les dijo: —El que de vosotros esté sin pecado sea el primero en arrojar la piedra contra ella. 8 E inclinándose de nuevo hacia el suelo, siguió escribiendo en tierra. 9 Pero ellos, al oír esto, acusados por su conciencia, fueron saliendo uno a uno, comenzando desde los más viejos hasta los más jóvenes; sólo quedaron Jesús y la mujer que estaba en medio. 10 Enderezándose Jesús y no viendo a nadie, sino a la mujer, le dijo: —Mujer, ¿dónde están los que te acusaban? ¿Ninguno te condenó? 11 Ella dijo: —Ninguno, Señor. Entonces Jesús le dijo: —Ni yo te condeno; vete y no peques más.

Oct 11

6 min 19 sec

En este episodio estudiamos la parábola de los diez mil talentos y cuál ha sido el precio por nuestra salvación. Basado en Mateo 18: 23-30 Puedes leer el episodio completo en nuestra página web https://oidyved.com/66-diez-mil-talentos/ Mateo 18: 23-30 23 Por lo cual el reino de los cielos es semejante a un rey que quiso hacer cuentas con sus siervos. 24 Cuando comenzó a hacer cuentas, le fue presentado uno que le debía diez mil talentos. 25 A este, como no pudo pagar, ordenó su señor venderlo, junto con su mujer e hijos y todo lo que tenía, para que se le pagara la deuda. 26 Entonces aquel siervo, postrado, le suplicaba diciendo: “Señor, ten paciencia conmigo y yo te lo pagaré todo.” 27 El señor de aquel siervo, movido a misericordia, lo soltó y le perdonó la deuda. 28 Pero saliendo aquel siervo, halló a uno de sus consiervos que le debía cien denarios; y agarrándolo, lo ahogaba, diciendo: “Págame lo que me debes.” 29 Entonces su consiervo, postrándose a sus pies, le rogaba diciendo: “Ten paciencia conmigo y yo te lo pagaré todo.” 30 Pero él no quiso, sino que fue y lo echó en la cárcel hasta que pagara la deuda.

Oct 8

6 min 43 sec

En este episodio estudiamos lo importante que es perdonar no solo setenta veces siete, sino todas las veces que sea necesario. Basado en Mateo 18: 15-22 Puedes leer el episodio completo en nuestra página web https://oidyved.com/65-setenta-veces-siete/ Mateo 18: 15-22 15 Por tanto, si tu hermano peca contra ti, ve y repréndelo estando tú y él solos; si te oye, has ganado a tu hermano. 16 Pero si no te oye, toma aún contigo a uno o dos, para que en boca de dos o tres testigos conste toda palabra. 17 Si no los oye a ellos, dilo a la iglesia; y si no oye a la iglesia, tenlo por gentil y publicano. 18 De cierto os digo que todo lo que atéis en la tierra será atado en el cielo; y todo lo que desatéis en la tierra será desatado en el cielo. 19 Otra vez os digo que si dos de vosotros se ponen de acuerdo en la tierra acerca de cualquier cosa que pidan, les será hecho por mi Padre que está en los cielos, 20 porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos. 21 Entonces se le acercó Pedro y le dijo: —Señor, ¿cuántas veces perdonaré a mi hermano que peque contra mí? ¿Hasta siete? 22 Jesús le dijo: —No te digo hasta siete, sino aun hasta setenta veces siete.

Oct 6

6 min 46 sec

En este episodio estudiamos algunas enseñanzas sobre la parábola de la oveja perdida y las diez dracmas. Basado en Lucas 15: 4-10. Puedes leer el episodio completo en nuestra página web https://oidyved.com/64-la-oveja-perdida/ Lucas 15: 4-10. 4 «¿Qué hombre de vosotros, si tiene cien ovejas y se le pierde una de ellas, no deja las noventa y nueve en el desierto y va tras la que se perdió, hasta encontrarla?  5 Cuando la encuentra, la pone sobre sus hombros gozoso,  6 y al llegar a casa reúne a sus amigos y vecinos, y les dice: “Gozaos conmigo, porque he encontrado mi oveja que se había perdido.”  7 Os digo que así habrá más gozo en el cielo por un pecador que se arrepiente, que por noventa y nueve justos que no necesitan de arrepentimiento. 8 ¿O qué mujer que tiene diez dracmas, si pierde una dracma, no enciende la lámpara, barre la casa y busca con diligencia hasta encontrarla?  9 Y cuando la encuentra, reúne a sus amigas y vecinas, y les dice: “Gozaos conmigo, porque he encontrado la dracma que había perdido.”  10 Así os digo que hay gozo delante de los ángeles de Dios por un pecador que se arrepiente.

Oct 5

6 min 58 sec

En este episodio estudiamos la advertencia que Jesús hace para todos los sacerdotes y pastores que hacen pecar al pueblo de Dios. Basado en Mateo 18: 6-9 Puedes leer el episodio completo en nuestra página web https://oidyved.com/63-el-que-hace-pecar/ Mateo 18: 6-9 6 Pero, si alguien hace pecar a uno de estos pequeños que creen en mí, más le valdría que le colgaran al cuello una gran piedra de molino y lo hundieran en lo profundo del mar. 7 ¡Ay del mundo por las cosas que hacen pecar a la gente! Inevitable es que sucedan, pero ¡ay del que hace pecar a los demás! 8 Si tu mano o tu pie te hace pecar, córtatelo y arrójalo. Más te vale entrar en la vida manco o cojo que ser arrojado al fuego eterno con tus dos manos y tus dos pies. 9 Y, si tu ojo te hace pecar, sácatelo y arrójalo. Más te vale entrar tuerto en la vida que con dos ojos ser arrojado al fuego del infierno.

Oct 4

7 min 26 sec

En este episodio estudiamos quién es el mayor en el reino de los cielos. Basado en Marcos 9: 30-37. Puedes leer el episodio completo en nuestra página web https://oidyved.com/62-quien-es-el-mayor/ Marcos 9: 30-37 30 Saliendo de allí, caminaron por Galilea; y no quería que nadie lo supiera, 31 pues enseñaba a sus discípulos, y les decía: —El Hijo del hombre será entregado en manos de hombres, y lo matarán; pero, después de muerto, resucitará al tercer día. 32 Pero ellos no entendían esta palabra, y tenían miedo de preguntarle. 33 Llegó a Capernaúm y, cuando estuvo en casa, les preguntó: —¿Qué discutíais entre vosotros por el camino? 34 Pero ellos callaron, porque por el camino habían discutido entre sí sobre quién había de ser el mayor. 35 Entonces él se sentó, llamó a los doce y les dijo: —Si alguno quiere ser el primero, será el último de todos y el servidor de todos. 36 Y tomó a un niño, lo puso en medio de ellos y, tomándolo en sus brazos, les dijo: 37 —El que reciba en mi nombre a un niño como éste, me recibe a mí; y el que a mí me recibe, no me recibe a mí sino al que me envió.

Sep 24

6 min 36 sec

En este episodio estudiamos por que Jesús llamó a sus discípulos generación incrédula y perversa al no poder sanar a un joven endemoniado. Basado en Lucas 9: 37-43 Puedes leer el episodio completo en nuestra página web https://oidyved.com/61-generacion-incredula-y-perversa/ Lucas 9: 37-43 37 Al día siguiente, cuando descendieron del monte, una gran multitud les salió al encuentro. 38 Y un hombre de la multitud clamó diciendo: —Maestro, te ruego que veas a mi hijo, pues es el único que tengo; 39 y sucede que un espíritu lo toma y, de repente, lo hace gritar, lo sacude con violencia, lo hace echar espuma y, estropeándolo, a duras penas se aparta de él. 40 Rogué a tus discípulos que lo echaran fuera, pero no pudieron. 41 Respondiendo Jesús, dijo: —¡Generación incrédula y perversa! ¿Hasta cuándo he de estar con vosotros y os he de soportar? Trae acá a tu hijo. 42 Mientras se acercaba el muchacho, el demonio lo derribó y lo sacudió con violencia; pero Jesús reprendió al espíritu impuro, sanó al muchacho y se lo devolvió a su padre. 43 Y todos se admiraban de la grandeza de Dios.

Sep 23

6 min 43 sec

En este episodio estudiamos la transfiguración de Jesús y su conversación con Moisés y Elías. Basado en Lucas 9: 28-36. Puedes leer el episodio completo en nuestra página web https://oidyved.com/60-moises-y-elias/ Lucas 9: 28-36 28 Como ocho días después de estas palabras, Jesús tomó a Pedro, a Juan y a Jacobo, y subió al monte a orar. 29 Mientras oraba, la apariencia de su rostro cambió y su vestido se volvió blanco y resplandeciente. 30 Y dos varones hablaban con él, los cuales eran Moisés y Elías. 31 Estos aparecieron rodeados de gloria; y hablaban de su partida, que Jesús iba a cumplir en Jerusalén. 32 Pedro y los que lo acompañaban estaban rendidos de sueño; pero, permaneciendo despiertos, vieron la gloria de Jesús y a los dos varones que estaban con él. 33 Y sucedió que, mientras estos se alejaban de él, Pedro dijo a Jesús: Maestro, bueno es para nosotros estar aquí. Hagamos tres enramadas, una para ti, una para Moisés y una para Elías. Pero no sabía lo que decía. 34 Mientras él decía esto, vino una nube que los cubrió; y tuvieron temor al entrar en la nube. 35 Y vino una voz desde la nube, que decía: Este es mi Hijo amado; a él oíd. 36 Cuando cesó la voz, Jesús se encontraba solo. Ellos callaron, y por aquellos días no dijeron nada a nadie de lo que habían visto.

Sep 22

7 min 11 sec

En este episodio estudiamos el llamado de Jesús a perder nuestras vidas carnales por su causa. Basado en Marcos 8: 31-38 Puedes leer el episodio completo en nuestra página web https://oidyved.com/59-el-que-pierda-su-vida-por-causa-de-mi/ Marcos 8: 31-38 31 Comenzó a enseñarles que le era necesario al Hijo del hombre padecer mucho, ser desechado por los ancianos, por los principales sacerdotes y por los escribas, ser muerto y resucitar después de tres días. 32 Esto les decía claramente. Entonces Pedro lo tomó aparte y comenzó a reconvenirlo. 33 Pero él, volviéndose y mirando a los discípulos, reprendió a Pedro, diciendo: —¡Quítate de delante de mí, Satanás!, porque no pones la mira en las cosas de Dios, sino en las de los hombres. 34 Y llamando a la gente y a sus discípulos, les dijo: —Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame. 35 Todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí y del evangelio, la salvará, 36 porque ¿de qué le aprovechará al hombre ganar todo el mundo, si pierde su alma? 37 ¿O qué recompensa dará el hombre por su alma? 38 Por tanto, el que se avergüence de mí y de mis palabras en esta generación adúltera y pecadora, también el Hijo del hombre se avergonzará de él cuando venga en la gloria de su Padre con los santos ángeles.

Sep 21

7 min 12 sec

En este episodio estudiamos la afirmación de Jesús: Sobre esta roca edificaré mi iglesia. Basado en Mateo 16:13-20. Puedes leer el episodio completo en nuestra página web https://oidyved.com/58-sobre-esta-roca-edificare-mi-iglesia/ Mateo 16:13-20 13 Al llegar Jesús a la región de Cesarea de Filipo, preguntó a sus discípulos, diciendo: —¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del hombre? 14 Ellos dijeron: —Unos, Juan el Bautista; otros, Elías; y otros, Jeremías o alguno de los profetas. 15 Él les preguntó: —Y vosotros, ¿quién decís que soy yo? 16 Respondiendo Simón Pedro, dijo: —Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente. 17 Entonces le respondió Jesús: —Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos. 18 Y yo también te digo que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia, y las puertas del Hades no la dominarán. 19 Y a ti te daré las llaves del reino de los cielos: todo lo que ates en la tierra será atado en los cielos, y todo lo que desates en la tierra será desatado en los cielos. 20 Entonces mandó a sus discípulos que a nadie dijeran que él era Jesús, el Cristo.

Sep 20

6 min 36 sec

En este episodio estudiamos que es la levadura de los fariseos y algunas doctrinas falsas que abundan en el mundo cristiano de hoy. Basado en Mateo 16: 5-12  Puedes leer el episodio completo en nuestra página web  https://oidyved.com/57-la-levadura-de-los-fariseos/ Mateo 16: 5-12  5 Los discípulos llegaron al otro lado, pero olvidaron llevar pan.  6 Jesús les dijo: —Mirad, guardaos de la levadura de los fariseos y de los saduceos.  7 Ellos discutían entre sí, diciendo: —Esto dice porque no trajimos pan.  8 Dándose cuenta Jesús, les dijo: —¿Por qué discutís entre vosotros, hombres de poca fe, que no tenéis pan?  9 ¿No entendéis aún, ni os acordáis de los cinco panes entre cinco mil hombres, y cuántas cestas recogisteis?  10 ¿Ni de los siete panes entre cuatro mil, y cuántas canastas recogisteis?  11 ¿Cómo no entendéis que no fue por el pan que os dije que os guardéis de la levadura de los fariseos y de los saduceos?  12 Entonces entendieron que no les había dicho que se guardaran de la levadura del pan, sino de la doctrina de los fariseos y de los saduceos.

Sep 17

6 min 17 sec

En este episodio estudiamos la multiplicación de los 7 panes para alimentar a los 4 mil hombres. Basado en Mateo 15:32-38 Puedes leer el episodio completo en nuestra página web https://oidyved.com/56-jesus-alimenta-a-cuatro-mil/ Mateo 15:32-38 32 Jesús, llamando a sus discípulos, dijo: —Tengo compasión de la gente, porque ya hace tres días que están conmigo y no tienen qué comer; y no quiero despedirlos en ayunas, no sea que se desmayen en el camino. 33 Entonces sus discípulos le dijeron: —¿De dónde sacaremos nosotros tantos panes en el desierto para saciar a una multitud tan grande? 34 Jesús les preguntó: —¿Cuántos panes tenéis? Y ellos dijeron: —Siete y unos pocos peces. 35 Entonces mandó a la multitud que se recostara en tierra. 36 Tomó los siete panes y los peces, dio gracias, los partió y dio a sus discípulos, y los discípulos a la multitud. 37 Comieron todos y se saciaron; y de los pedazos que sobraron recogieron siete canastas llenas. 38 Los que comieron eran como cuatro mil hombres, sin contar las mujeres y los niños.

Sep 16

6 min 32 sec

En este episodio estudiamos la fe de la mujer cananea que se acercó a Jesús pidiendo un milagro. Basado en Mateo 15: 21-28 Puedes leer el episodio completo en nuestra página web https://oidyved.com/55-la-fe-de-la-mujer-cananea/ Mateo 15: 21-28 21 Saliendo Jesús de allí, se fue a la región de Tiro y de Sidón. 22 Y he aquí una mujer cananea que había salido de aquella región clamaba, diciéndole: ¡Señor, Hijo de David, ten misericordia de mí! Mi hija es gravemente atormentada por un demonio. 23 Pero Jesús no le respondió palabra. Entonces acercándose sus discípulos, le rogaron, diciendo: Despídela, pues da voces tras nosotros. 24 Él respondiendo, dijo: No soy enviado sino a las ovejas perdidas de la casa de Israel. 25 Entonces ella vino y se postró ante él, diciendo: ¡Señor, socórreme! 26 Respondiendo él, dijo: No está bien tomar el pan de los hijos, y echarlo a los perrillos. 27 Y ella dijo: Sí, Señor; pero aun los perrillos comen de las migajas que caen de la mesa de sus amos. 28 Entonces respondiendo Jesús, dijo: Oh mujer, grande es tu fe; hágase contigo como quieres. Y su hija fue sanada desde aquella hora.

Sep 15

6 min 46 sec

En este episodio estudiamos como los malos pensamientos son lo que contamina al hombre. Basado en Mateo 15:10-20 Puedes leer el episodio completo en nuestra página web https://oidyved.com/54-lo-que-contamina-al-hombre/ Mateo 15:10-20 10 Y llamando a sí a la multitud, les dijo: —Oíd, y entended: 11 No lo que entra por la boca contamina al hombre; pero lo que sale de la boca, esto contamina al hombre. 12 Entonces, acercándose sus discípulos, le dijeron: —¿Sabes que los fariseos se ofendieron cuando oyeron esta palabra? 13 Pero respondiendo él, dijo: —Toda planta que no plantó mi Padre celestial será desarraigada. 14 Dejadlos; son ciegos guías de ciegos; y si el ciego guía al ciego, ambos caerán en el hoyo. 15 Respondiendo Pedro, le dijo: —Explícanos esta parábola. 16 Jesús dijo: —¿También vosotros estáis faltos de entendimiento? 17 ¿No entendéis que todo lo que entra en la boca va al vientre, y es echado en la letrina? 18 Pero lo que sale de la boca, del corazón sale; y esto contamina al hombre, 19 porque del corazón salen los malos pensamientos, los homicidios, los adulterios, las fornicaciones, los hurtos, los falsos testimonios, las blasfemias. 20 Estas cosas son las que contaminan al hombre; pero el comer con las manos sin lavar no contamina al hombre.

Sep 14

5 min 16 sec

En este episodio estudiamos los mandamientos de Dios vs. los mandamientos de los hombres, y cuáles desea Jesús que sigamos ¿Sábado o Domingo? Puedes ganar 1000 Dólares si nos demuestras con la Biblia que el Domingo es el día de reposo y no el Sábado https://oidyved.com/53-mandamientos-de-hombres/ Mateo 15:1-9 1 Entonces se acercaron a Jesús ciertos escribas y fariseos de Jerusalén, diciendo: 2 ¿Por qué tus discípulos quebrantan la tradición de los ancianos?, pues no se lavan las manos cuando comen pan. 3 Respondiendo él, les dijo: ¿Por qué también vosotros quebrantáis el mandamiento de Dios por vuestra tradición? 4 Dios mandó diciendo: “Honra a tu padre y a tu madre”, y “El que maldiga al padre o a la madre, sea condenado a muerte”, 5 pero vosotros decís: “Cualquiera que diga a su padre o a su madre: ‘Es mi ofrenda a Dios todo aquello con que pudiera ayudarte’, 6 ya no ha de honrar a su padre o a su madre.” Así habéis invalidado el mandamiento de Dios por vuestra tradición. 7 Hipócritas, bien profetizó de vosotros Isaías, cuando dijo: 8 “Este pueblo de labios me honra, más su corazón está lejos de mí, 9 pues en vano me honran, enseñando como doctrinas mandamientos de hombres.”

Sep 13

6 min 21 sec

En este episodio estudiamos algunas enseñanzas de  Juan 6: 60-69 Puedes leer el episodio completo en nuestra página web https://oidyved.com/52-palabras-de-vida-eterna/ Juan 6: 60-69 60 Al oír esto, muchos de sus discípulos dijeron: —Dura es esta palabra; ¿quién la puede oír? 61 Sabiendo Jesús en sí mismo que sus discípulos murmuraban de esto, les dijo: —¿Esto os escandaliza? 62 ¿Pues qué, si vierais al Hijo del hombre subir a donde estaba primero? 63 El espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha. Las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida. 64 Pero hay algunos de vosotros que no creen —porque Jesús sabía desde el principio quiénes eran los que no creían y quién lo había de entregar—. 65 Y dijo: —Por eso os he dicho que ninguno puede venir a mí, si no le es dado del Padre. 66 Desde entonces muchos de sus discípulos volvieron atrás y ya no andaban con él. 67 Dijo entonces Jesús a los doce: —¿Queréis acaso iros también vosotros? 68 Le respondió Simón Pedro: —Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna. 69 Y nosotros hemos creído y conocido que tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente.

Sep 10

5 min 41 sec

En este episodio estudiamos como tener una relación con Jesús, el pan vivo que descendió del cielo. Basado en Juan 6: 43-51 Puedes leer el episodio completo en nuestra página web https://oidyved.com/51-una-relacion-con-jesus/ Juan 6: 43-51 43 Jesús respondió y les dijo: —No murmuréis entre vosotros. 44 Nadie puede venir a mí, si el Padre, que me envió, no lo atrae; y yo lo resucitaré en el día final. 45 Escrito está en los Profetas: “Y todos serán enseñados por Dios.” Así que, todo aquel que oye al Padre y aprende de él, viene a mí. 46 No que alguien haya visto al Padre; solo aquel que viene de Dios, ese ha visto al Padre. 47 De cierto, de cierto os digo: El que cree en mí tiene vida eterna. 48 Yo soy el pan de vida. 49 Vuestros padres comieron el maná en el desierto, y aun así murieron. 50 Este es el pan que desciende del cielo para que no muera quien coma de él. 51 Yo soy el pan vivo que descendió del cielo; si alguien come de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo daré es mi carne, la cual yo daré por la vida del mundo.

Sep 9

5 min 8 sec

En este episodio estudiamos porque motivo Jesús es el pan de vida  y el camino de salvación. Basado en Juan 6: 30-36 Puedes leer el episodio completo en nuestra página web https://oidyved.com/50-el-pan-de-vida/ Juan 6: 30-36 30 Entonces le dijeron: —¿Qué señal, pues, haces tú, para que veamos y te creamos? ¿Qué obra haces? 31 Nuestros padres comieron el maná en el desierto, como está escrito: “Les dio a comer pan del cielo.” 32 Y Jesús les dijo: —De cierto, de cierto os digo: Moisés no os dio el pan del cielo, pero mi Padre os da el verdadero pan del cielo, 33 porque el pan de Dios es aquel que descendió del cielo y da vida al mundo. 34 Le dijeron: —Señor, danos siempre este pan. 35 Jesús les respondió: —Yo soy el pan de vida. El que a mí viene nunca tendrá hambre, y el que en mí cree no tendrá sed jamás. 36 Pero ya os he dicho que, aunque me habéis visto, no creéis.

Sep 8

4 min 56 sec

En este episodio estudiamos el llamado que nos hace Jesús a trabajar por la vida eterna y como debemos buscarlo dispuestos a vivir por fe. Basado en Juan 6: 22-29 Puedes leer el episodio completo en nuestra página web https://oidyved.com/49-trabajad-por-la-vida-eterna/ Juan 6: 22-29 22 El día siguiente, la gente que estaba al otro lado del mar vio que no había habido allí más que una sola barca, y que Jesús no había entrado en ella con sus discípulos, sino que estos se habían ido solos. 23 Pero otras barcas habían arribado de Tiberias junto al lugar donde habían comido el pan después de haber dado gracias el Señor. 24 Cuando vio, pues, la gente que Jesús no estaba allí, ni sus discípulos, entraron en las barcas y fueron a Capernaum, buscando a Jesús. 25 Y hallándole al otro lado del mar, le dijeron: Rabí, ¿cuándo llegaste acá? 26 Respondió Jesús y les dijo: De cierto, de cierto os digo que me buscáis, no porque habéis visto las señales, sino porque comisteis el pan y os saciasteis. 27 Trabajad, no por la comida que perece, sino por la comida que a vida eterna permanece, la cual el Hijo del Hombre os dará; porque a este señaló Dios el Padre. 28 Entonces le dijeron: ¿Qué debemos hacer para poner en práctica las obras de Dios? 29 Respondió Jesús y les dijo: Esta es la obra de Dios, que creáis en el que él ha enviado.

Sep 7

6 min 23 sec

En este episodio estudiamos el milagro de Jesús cuando caminó sobre el mar y como Pedro hizo lo mismo por fe. Basado en Marcos 6:45-52 Puedes leer el episodio completo en nuestra página web https://oidyved.com/48-jesus-camina-sobre-el-mar/ Marcos 6:45-52 45 En seguida hizo a sus discípulos entrar en la barca e ir delante de él a Betsaida, en la otra ribera, entre tanto que él despedía a la multitud. 46 Y después que los despidió, se fue al monte a orar. 47 Al llegar la noche, la barca estaba en medio del mar, y él solo en tierra. 48 Viéndolos remar con gran esfuerzo, porque el viento les era contrario, cerca de la cuarta vigilia de la noche vino a ellos andando sobre el mar, y quería adelantárseles. 49 Viéndolo ellos andar sobre el mar, pensaron que era un fantasma y gritaron, 50 porque todos lo veían, y se asustaron. Pero en seguida habló con ellos, y les dijo: —¡Tened ánimo! Soy yo, no temáis. 51 Subió a la barca con ellos, y se calmó el viento. Ellos se asustaron mucho, y se maravillaban, 52 pues aún no habían entendido lo de los panes, por cuanto estaban endurecidos sus corazones.

Sep 6

7 min 38 sec

En este episodio estudiamos algunas lecciones de la multiplicación de los cinco panes y los dos peces. Basado en Lucas 9:10-17 Puedes leer el episodio completo en nuestra página web https://oidyved.com/47-cinco-panes-y-dos-peces/ Lucas 9:10-17 10 Al regresar los apóstoles, le contaron todo lo que habían hecho. Y tomándolos, se retiró aparte, a un lugar desierto de la ciudad llamada Betsaida. 11 Cuando la gente lo supo, lo siguió; y él los recibió, les hablaba del reino de Dios y sanaba a los que necesitaban ser curados. 12 Pero el día comenzaba a declinar. Acercándose los doce, le dijeron: —Despide a la gente, para que vayan a las aldeas y campos de alrededor y se alojen y encuentren alimentos, porque aquí estamos en lugar desierto. 13 Él les dijo: —Dadles vosotros de comer. Dijeron ellos: —No tenemos más que cinco panes y dos peces, a no ser que vayamos nosotros a comprar alimentos para toda esta multitud. 14 Eran como cinco mil hombres. Entonces dijo a sus discípulos: —Hacedlos sentar en grupos de cincuenta. 15 Así lo hicieron, haciéndolos sentar a todos. 16 Y tomando los cinco panes y los dos peces, levantó los ojos al cielo, los bendijo, los partió y dio a sus discípulos para que los pusieran delante de la gente. 17 Comieron todos y se saciaron; y recogieron lo que les sobró: doce cestas de pedazos.

Sep 3

5 min 36 sec

En este episodio estudiamos las parábolas del reino de los cielos y como debemos hacer todo lo posible para ganar la salvación. Encuentra el episodio completo en nuestro sitio web https://oidyved.com/46-las-parabolas-del-reino/ Mateo 13: 44-52 44» Además el reino de los cielos es semejante a un tesoro escondido en un campo, el cual un hombre halla y lo esconde de nuevo; y gozoso por ello va y vende todo lo que tiene y compra aquel campo. 45» También el reino de los cielos es semejante a un comerciante que busca buenas perlas, 46 y al hallar una perla preciosa, fue y vendió todo lo que tenía y la compró. 47» Asimismo el reino de los cielos es semejante a una red que, echada al mar, recoge toda clase de peces. 48 Cuando está llena, la sacan a la orilla, se sientan y recogen lo bueno en cestas y echan fuera lo malo. 49 Así será al fin del mundo: saldrán los ángeles y apartarán a los malos de entre los justos, 50 y los echarán en el horno de fuego; allí será el lloro y el crujir de dientes. 51 Jesús les preguntó: —¿Habéis entendido todas estas cosas? Ellos respondieron: —Sí, Señor. 52 Él les dijo: —Por eso todo escriba docto en el reino de los cielos es semejante a un padre de familia que saca de su tesoro cosas nuevas y cosas viejas.

Sep 2

5 min 57 sec

En este episodio estudiaremos algunas lecciones de la parábola del trigo y la cizaña. Basado en Mateo 13: 24-30 Puedes leer el episodio completo en nuestra página web https://oidyved.com/45-el-trigo-y-la-cizana/ Mateo 13: 24-30 24 Les refirió otra parábola, diciendo: «El reino de los cielos es semejante a un hombre que sembró buena semilla en su campo; 25 pero mientras dormían los hombres, vino su enemigo y sembró cizaña entre el trigo, y se fue. 26 Cuando brotó la hierba y dio fruto, entonces apareció también la cizaña. 27 Fueron entonces los siervos del padre de familia y le dijeron: “Señor, ¿no sembraste buena semilla en tu campo? ¿Cómo, pues, tiene cizaña?” 28 Él les dijo: “Un enemigo ha hecho esto.” Y los siervos le dijeron: “¿Quieres, pues, que vayamos y la arranquemos?” 29 Él les dijo: “No, no sea que al arrancar la cizaña arranquéis también con ella el trigo. 30 Dejad crecer juntamente lo uno y lo otro hasta la siega, y al tiempo de la siega yo diré a los segadores: ‘Recoged primero la cizaña y atadla en manojos para quemarla; pero recoged el trigo en mi granero.’”»

Sep 1

5 min 27 sec

En este episodio, estudiamos la misión de los doce apóstoles como predicadores del evangelio de Jesús. Basado en Mateo 10:5-15 Puedes leer el episodio completo en nuestra página web https://oidyved.com/44-la-mision-de-los-doce/ Mateo 10: 5-15 5 A estos doce envió Jesús, y les dio instrucciones diciendo: «Por camino de gentiles no vayáis, y en ciudad de samaritanos no entréis, 6 sino id antes a las ovejas perdidas de la casa de Israel. 7 Y yendo, predicad, diciendo: “El reino de los cielos se ha acercado.” 8 Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios; de gracia recibisteis, dad de gracia. 9 No llevéis oro, ni plata, ni cobre en vuestros cintos; 10 ni alforja para el camino, ni dos túnicas, ni calzado, ni bastón, porque el obrero es digno de su alimento. 11 Pero en cualquier ciudad o aldea donde entréis, informaos de quién en ella es digno y quedaos allí hasta que salgáis. 12 Al entrar en la casa, saludad. 13 Y si la casa es digna, vuestra paz vendrá sobre ella; pero si no es digna, vuestra paz se volverá a vosotros. 14 Si alguien no os recibe ni oye vuestras palabras, salid de aquella casa o ciudad y sacudid el polvo de vuestros pies. 15 De cierto os digo que en el día del juicio será más tolerable el castigo para la tierra de Sodoma y de Gomorra que para aquella ciudad.

Aug 31

5 min 38 sec

Ya que la mies en el mundo es mucha, debemos buscar medios para compartir el evangelio de Jesús con los demás. Basado en Mateo 9: 27-38 Puedes leer el episodio completo en nuestra página web https://oidyved.com/43-la-mies-es-mucha/ Mateo 9: 27-31; 35-38 27 Cuando salió Jesús, lo siguieron dos ciegos, diciéndole a gritos: —¡Ten misericordia de nosotros, Hijo de David! 28 Al llegar a la casa, se le acercaron los ciegos y Jesús les preguntó: —¿Creéis que puedo hacer esto? Ellos dijeron: —Sí, Señor. 29 Entonces les tocó los ojos, diciendo: —Conforme a vuestra fe os sea hecho. 30 Y los ojos de ellos fueron abiertos. Jesús les encargó rigurosamente, diciendo: —Mirad que nadie lo sepa. 31 Pero cuando salieron, divulgaron la fama de él por toda aquella tierra. 35 Recorría Jesús todas las ciudades y aldeas, enseñando en las sinagogas de ellos, predicando el evangelio del Reino y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo. 36 Al ver las multitudes tuvo compasión de ellas, porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor. 37 Entonces dijo a sus discípulos: «A la verdad la mies es mucha, pero los obreros pocos. 38 Rogad, pues, al Señor de la mies, que envíe obreros a su mies.»

Aug 30

5 min 43 sec

En este episodio estudiamos la resurrección de la hija de Jairo y el llamado que le hizo Jesús. ¡No temas, cree solamente!. Basado en  Mateo 9:18-19; 23-26 Puedes leer el episodio completo en nuestra página web https://oidyved.com/42-no-temas-cree-solamente/ Mateo 9:18-19; 23-26 18 Mientras él les decía estas cosas, llegó un dignatario y se postró ante él, diciendo: —Mi hija acaba de morir; pero ven y pon tu mano sobre ella, y vivirá. 19 Jesús se levantó y lo siguió con sus discípulos. 23 Cuando entró Jesús en la casa del dignatario y vio a los que tocaban flautas y a la gente que hacía alboroto, 24 les dijo: —Apartaos, porque la niña no está muerta, sino que duerme. Y se burlaban de él. 25 Pero cuando la gente fue echada fuera, entró y tomó de la mano a la niña, y ella se levantó. 26 Y se difundió esta noticia por toda aquella tierra.

Aug 29

6 min 17 sec

En este episodio estudiamos como un hombre en Gadara, paso de endemoniado a predicador gracias al poder de Jesús.  Basado en Mateo 8:28-34 Puedes encontrar el episodio completo en nuestra página web https://oidyved.com/41-de-endemoniado-a-predicador/ Mateo 8:28-34 28 Cuando llegó a la otra orilla, a la tierra de los gadarenos, vinieron a su encuentro dos endemoniados que salían de los sepulcros, feroces en gran manera, tanto que nadie podía pasar por aquel camino. 29 Y clamaron diciendo: —¿Qué tienes con nosotros, Jesús, Hijo de Dios? ¿Has venido acá para atormentarnos antes de tiempo? 30 Estaba paciendo lejos de ellos un hato de muchos cerdos. 31 Y los demonios le rogaron diciendo: —Si nos echas fuera, permítenos ir a aquel hato de cerdos. 32 Él les dijo: —Id. Ellos salieron y se fueron a aquel hato de cerdos, y entonces todo el hato de cerdos se lanzó al mar por un despeñadero, y perecieron en las aguas. 33 Los que los apacentaban huyeron y, llegando a la ciudad, contaron todas las cosas y lo que había pasado con los endemoniados. 34 Entonces toda la ciudad salió al encuentro de Jesús y, cuando lo vieron, le rogaron que se fuera de su territorio.

Aug 27

6 min 46 sec

En este episodio estudiamos como Jesús calmo la tempestad y porque llamo a sus discípulos hombres de poca fe. Basado en Mateo 8:18-27 Puedes leer el episodio completo en nuestra página web https://oidyved.com/40-hombres-de-poca-fe/ Mateo 8:18-27 18 Viéndose Jesús rodeado de mucha gente, dio orden de pasar al otro lado. 19 Se le acercó un escriba y le dijo: —Maestro, te seguiré adondequiera que vayas. 20 Jesús le dijo: —Las zorras tienen guaridas, y las aves del cielo, nidos; pero el Hijo del hombre no tiene donde recostar su cabeza. 21 Otro de sus discípulos le dijo: —Señor, permíteme que vaya primero y entierre a mi padre. 22 Jesús le dijo: —Sígueme; deja que los muertos entierren a sus muertos. 23 Entró él en la barca y sus discípulos lo siguieron. 24 Y se levantó en el mar una tempestad tan grande que las olas cubrían la barca; pero él dormía. 25 Se acercaron sus discípulos y lo despertaron, diciendo: —¡Señor, sálvanos, que perecemos! 26 Él les dijo: —¿Por qué teméis, hombres de poca fe? Entonces, levantándose, reprendió a los vientos y al mar, y sobrevino una gran calma. 27 Los hombres, maravillados, decían: —¿Qué hombre es este, que aun los vientos y el mar lo obedecen?

Aug 26

6 min 21 sec

En este episodio estudiamos por qué aquellos que oyen y creen las palabras de Jesús encuentran la vida eterna. Basado en Juan 5:19-29 Puedes leer el episodio completo en nuestra página web https://oidyved.com/39-el-que-oye-y-cree/ Juan 5:19-29 19 Respondió entonces Jesús y les dijo: —De cierto, de cierto os digo: No puede el Hijo hacer nada por sí mismo, sino lo que ve hacer al Padre. Todo lo que el Padre hace, también lo hace el Hijo igualmente, 20 porque el Padre ama al Hijo y le muestra todas las cosas que él hace; y mayores obras que éstas le mostrará, de modo que vosotros os admiréis. 21 Como el Padre levanta a los muertos y les da vida, así también el Hijo a los que quiere da vida, 22 porque el Padre a nadie juzga, sino que todo el juicio dio al Hijo, 23 para que todos honren al Hijo como honran al Padre. El que no honra al Hijo no honra al Padre, que lo envió. 24 »De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra y cree al que me envió tiene vida eterna, y no vendrá a condenación, sino que ha pasado de muerte a vida. 25 De cierto, de cierto os digo: Viene la hora, y ahora es, cuando los muertos oirán la voz del Hijo de Dios, y los que la oigan vivirán. 26 Como el Padre tiene vida en sí mismo, así también ha dado al Hijo el tener vida en sí mismo; 27 y, además, le dio autoridad de hacer juicio, por cuanto es el Hijo del hombre. 28 No os asombréis de esto, porque llegará la hora cuando todos los que están en los sepulcros oirán su voz; 29 y los que hicieron lo bueno saldrán a resurrección de vida; pero los que hicieron lo malo, a resurrección de condenación.

Aug 25

6 min 9 sec

En este episodio estudiamos la parábola del grano de mostaza y como el reino de los cielos es semejante al crecimiento de las plantas. Basado en  Marcos 4:26-32 Puedes leer el episodio completo en nuestra página web https://oidyved.com/38-el-grano-de-mostaza/ Marcos 4:26-32 26 Decía además: «Así es el reino de Dios, como cuando un hombre echa semilla en la tierra. 27 Duerma y vele, de noche y de día, la semilla brota y crece sin que él sepa cómo, 28 porque de por sí lleva fruto la tierra: primero hierba, luego espiga, después grano lleno en la espiga; 29 y cuando el fruto está maduro, en seguida se mete la hoz, porque la siega ha llegado.» 30 Decía también: «¿A qué compararemos el reino de Dios? ¿Qué parábola nos servirá para representarlo? 31 Es como el grano de mostaza, que cuando se siembra es la más pequeña de todas las semillas que hay en la tierra, 32 pero después de sembrado crece y se hace la mayor de todas las hortalizas, y echa grandes ramas, de tal manera que las aves del cielo pueden morar bajo su sombra.»

Aug 24

5 min 43 sec

En este episodio estudiamos la parábola de la buena semilla y como desea Jesús que demos fruto para el reino de los cielos. Basado en  Lucas 8: 5-15 Puedes leer el episodio completo en nuestra página web https://oidyved.com/37-la-buena-semilla/ Lucas 8: 5-15 5 «El sembrador salió a sembrar su semilla; y mientras sembraba, una parte cayó junto al camino, fue pisoteada y las aves del cielo se la comieron.  6 Otra parte cayó sobre la piedra y, después de nacer, se secó, porque no tenía humedad.  7 Otra parte cayó entre espinos, y los espinos que nacieron juntamente con ella la ahogaron.  8 Y otra parte cayó en buena tierra, nació y llevó fruto a ciento por uno.» Hablando estas cosas, decía con fuerte voz: «El que tiene oídos para oír, oiga.» 9 Sus discípulos le preguntaron: —¿Qué significa esta parábola? 10 Él dijo: 11»Esta es, pues, la parábola: La semilla es la palabra de Dios.  12 Los de junto al camino son los que oyen, pero luego viene el diablo y quita de su corazón la palabra para que no crean y se salven.  13 Los de sobre la piedra son los que, habiendo oído, reciben la palabra con gozo, pero no tienen raíces; creen por algún tiempo, pero en el tiempo de la prueba se apartan.  14 La que cayó entre espinos son los que oyen, pero luego se van y son ahogados por las preocupaciones, las riquezas y los placeres de la vida, y no llevan fruto.  15 Pero la que cayó en buena tierra son los que con corazón bueno y recto retienen la palabra oída, y dan fruto con perseverancia.

Aug 23

6 min 27 sec

En este episodio estudiamos porque la puerta angosta es el único camino de salvación y como podemos encontrarla. Basado en Mateo 7:7-14 Puedes leer el episodio completo en nuestra página web https://oidyved.com/36-la-puerta-angosta/ Mateo 7:7-14 7»Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá, 8 porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá. 9 ¿Qué hombre hay de vosotros, que si su hijo le pide pan, le dará una piedra? 10 ¿O si le pide un pescado, le dará una serpiente? 11 Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas cosas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan? 12 Así que todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos, pues esto es la Ley y los Profetas. 13»Entrad por la puerta angosta, porque ancha es la puerta y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella; 14 pero angosta es la puerta y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan.

Aug 22

6 min 21 sec

En este episodio estudiamos como la abundancia del corazón demuestra si verdaderamente seguimos a Jesús. Basado en Lucas 6:37-45 Puedes leer el episodio completo en nuestra página web https://oidyved.com/35-la-abundancia-del-corazon/ Lucas 6:37-45 37 »No juzguéis y no seréis juzgados; no condenéis y no seréis condenados; perdonad y seréis perdonados. 38 Dad y se os dará; medida buena, apretada, remecida y rebosando darán en vuestro regazo, porque con la misma medida con que medís, os volverán a medir.» 39 Les dijo también una parábola: «¿Acaso puede un ciego guiar a otro ciego? ¿No caerán ambos en el hoyo? 40 El discípulo no es superior a su maestro; pero todo el que sea perfeccionado, será como su maestro. 41 »¿Por qué miras la paja que está en el ojo de tu hermano y no echas de ver la viga que está en tu propio ojo? 42 ¿O cómo puedes decir a tu hermano: “Hermano, déjame sacar la paja que está en tu ojo”, no mirando tú la viga que está en el tuyo? Hipócrita, saca primero la viga de tu propio ojo y entonces verás bien para sacar la paja que está en el ojo de tu hermano. Por sus frutos los conoceréis 43 »No es buen árbol el que da malos frutos, ni árbol malo el que da buen fruto, 44 pues todo árbol se conoce por su fruto, ya que no se cosechan higos de los espinos ni de las zarzas se vendimian uvas. 45 El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca lo bueno; y el hombre malo, del mal tesoro de su corazón saca lo malo, porque de la abundancia del corazón habla la boca.

Aug 20

6 min 34 sec

En este episodio estudiamos porque no debemos colocar nuestra esperanza en la recompensa terrenal sino en Jesús. Basado en Lucas 6: 20-26 Puedes leer el episodio completo en nuestra página web https://oidyved.com/34-la-recompensa-mas-grande/ Lucas 6: 20-26 20 Alzando los ojos hacia sus discípulos, decía: «Bienaventurados vosotros los pobres, porque vuestro es el reino de Dios. 21 Bienaventurados los que ahora tenéis hambre, porque seréis saciados. Bienaventurados los que ahora lloráis, porque reiréis. 22 Bienaventurados seréis cuando los hombres os odien, os aparten de sí, os insulten y desechen vuestro nombre como malo por causa del Hijo del hombre. 23»Gozaos en aquel día y alegraos, porque vuestra recompensa es grande en los cielos, porque así hacían sus padres con los profetas. 24»Pero ¡ay de vosotros, ricos!, porque ya tenéis vuestro consuelo. 25»¡Ay de vosotros, los que ahora estáis saciados!, porque tendréis hambre. »¡Ay de vosotros, los que ahora reís!, porque lamentaréis y lloraréis. 26»¡Ay de vosotros, cuando todos los hombres hablen bien de vosotros!, porque así hacían sus padres con los falsos profetas.

Aug 19

6 min 6 sec

En este episodio estudiamos cuáles son los tesoros del cielo que Jesús espera tengamos en nuestra vida. Basado en Mateo 6:16-24 Puedes leer el episodio completo en nuestra página web https://oidyved.com/33-los-tesoros-del-cielo/ Mateo 6:16-24 16»Cuando ayunéis, no pongáis cara triste, como los hipócritas que desfiguran sus rostros para mostrar a los hombres que ayunan; de cierto os digo que ya tienen su recompensa. 17 Pero tú, cuando ayunes, unge tu cabeza y lava tu rostro, 18 para no mostrar a los hombres que ayunas, sino a tu Padre que está en secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará en público. 19»No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el moho destruyen, y donde ladrones entran y hurtan; 20 sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el moho destruyen, y donde ladrones no entran ni hurtan, 21 porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón. 22»La lámpara del cuerpo es el ojo; así que, si tu ojo es bueno, todo tu cuerpo estará lleno de luz; 23 pero si tu ojo es maligno, todo tu cuerpo estará en tinieblas. Así que, si la luz que hay en ti es tinieblas, ¿cuántas no serán las mismas tinieblas? 24»Ninguno puede servir a dos señores, porque odiará al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas.

Aug 18

6 min 13 sec

En este episodio estudiamos a quienes considera Jesús ser los verdaderos hijos de Dios y como hacer parte de la familia de Cristo. Basado en  Marcos 3:20-25; 31-35 Puedes leer el episodio completo en nuestra página web https://oidyved.com/32-los-verdaderos-hijos-de-dios/ Marcos 3:20-25; 31-35 20 Y se agolpó de nuevo la gente, de modo que ellos ni aún podían comer pan. 21 Cuando lo oyeron los suyos, vinieron para prenderle; porque decían: Está fuera de sí. 22 Pero los escribas que habían venido de Jerusalén decían que tenía a Beelzebú, y que por el príncipe de los demonios echaba fuera los demonios. 23 Y habiéndolos llamado, les decía en parábolas: ¿Cómo puede Satanás echar fuera a Satanás? 24 Si un reino está dividido contra sí mismo, tal reino no puede permanecer. 25 Y si una casa está dividida contra sí misma, tal casa no puede permanecer. 31 Entre tanto, llegaron sus hermanos y su madre y, quedándose afuera, enviaron a llamarlo. 32 Entonces la gente que estaba sentada alrededor de él le dijo: —Tu madre y tus hermanos están afuera y te buscan. 33 Él les respondió diciendo: —¿Quiénes son mi madre y mis hermanos? 34 Y mirando a los que estaban sentados alrededor de él, dijo: —Aquí están mi madre y mis hermanos, 35 porque todo aquel que hace la voluntad de Dios, ese es mi hermano, mi hermana y mi madre.

Aug 17

6 min 35 sec

En este episodio estudiamos la elección de los doce apóstoles y cuan importantes fueron ellos en el ministerio de Jesús. Basado en Lucas 6:12-19 Puedes leer el episodio completo en nuestra página web https://oidyved.com/31-los-doce-amigos/ Lucas 6:12-19 12 En aquellos días Jesús fue al monte a orar, y pasó la noche orando a Dios. 13 Cuando llegó el día, llamó a sus discípulos y escogió a doce de ellos, a los cuales también llamó apóstoles: 14 Simón, a quien también llamó Pedro, su hermano Andrés, Jacobo y Juan, Felipe y Bartolomé, 15 Mateo, Tomás, Jacobo, hijo de Alfeo, Simón llamado Zelote, 16 Judas hermano de Jacobo, y Judas Iscariote, que llegó a ser el traidor. 17 Descendió con ellos y se detuvo en un lugar llano, en compañía de sus discípulos y de una gran multitud de gente de toda Judea, de Jerusalén y de la costa de Tiro y de Sidón que había venido para oírlo y para ser sanados de sus enfermedades; 18 también los que habían sido atormentados por espíritus impuros eran sanados. 19 Toda la gente procuraba tocarlo, porque poder salía de él y sanaba a todos.

Aug 16

5 min 41 sec

En este episodio estudiamos sobre el descanso espiritual que nos ofrece Jesús y como ÉL es el único que nos hará descansar de nuestras cargas. Basado en Mateo 11: 25-30 Puedes leer el episodio completo en nuestra página web https://oidyved.com/30-yo-os-hare-descansar/ Mateo 11: 25-30 25 En aquel tiempo, respondiendo Jesús, dijo: «Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque escondiste estas cosas de los sabios y de los entendidos, y las revelaste a los niños. 26 Sí, Padre, porque así te agradó. 27»Todas las cosas me fueron entregadas por mi Padre; y nadie conoce al Hijo, sino el Padre, ni nadie conoce al Padre, sino el Hijo y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar. 28 Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. 29 Llevad mi yugo sobre vosotros y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y hallaréis descanso para vuestras almas, 30 porque mi yugo es fácil y ligera mi carga.»

Aug 15

4 min 54 sec

En este episodio estudiamos la vida y muerte de Juan el bautista y porque fue el mayor profeta. Basado en Mateo 14: 3-12. Puedes leer el episodio completo en nuestra página web https://oidyved.com/29-el-mayor-profeta/ Mateo 14: 3-12 3 En efecto, Herodes había arrestado a Juan. Lo había encadenado y metido en la cárcel por causa de Herodías, esposa de su hermano Felipe. 4 Es que Juan había estado diciéndole: «La ley te prohíbe tenerla por esposa». 5 Herodes quería matarlo, pero le tenía miedo a la gente, porque consideraban a Juan como un profeta. 6 En el cumpleaños de Herodes, la hija de Herodías bailó delante de todos; y tanto le agradó a Herodes 7 que le prometió bajo juramento darle cualquier cosa que pidiera. 8 Instigada por su madre, le pidió: «Dame en una bandeja la cabeza de Juan el Bautista». 9 El rey se entristeció, pero, a causa de sus juramentos y en atención a los invitados, ordenó que se le concediera la petición, 10 y mandó decapitar a Juan en la cárcel. 11 Llevaron la cabeza en una bandeja y se la dieron a la muchacha, quien se la entregó a su madre. 12 Luego llegaron los discípulos de Juan, recogieron el cuerpo y le dieron sepultura. Después fueron y avisaron a Jesús.

Aug 13

5 min 59 sec

En este episodio estudiamos la resurrección del hijo de la viuda de Naín y la misericordia que Jesús tuvo con ella. Basado en Lucas 7:11-17 Puedes leer el episodio completo en nuestra página web https://oidyved.com/28-jesus-el-dador-de-la-vida/ Lucas 7:11-17 11 Aconteció después, que él iba a la ciudad que se llama Naín, e iban con él muchos de sus discípulos y una gran multitud. 12 Cuando llegó cerca de la puerta de la ciudad, llevaban a enterrar a un difunto, hijo único de su madre, que era viuda; y había con ella mucha gente de la ciudad. 13 Cuando el Señor la vio, se compadeció de ella y le dijo: —No llores. 14 Acercándose, tocó el féretro; y los que lo llevaban se detuvieron. Y dijo: —Joven, a ti te digo, levántate. 15 Entonces se incorporó el que había muerto y comenzó a hablar. Y lo dio a su madre. 16 Todos tuvieron miedo, y glorificaban a Dios diciendo: «Un gran profeta se ha levantado entre nosotros», y «Dios ha visitado a su pueblo.» 17 Y se extendió la fama de él por toda Judea y por toda la región de alrededor.

Aug 12

4 min 57 sec

En este episodio estudiamos el milagro hecho al siervo del centurión romano y como él tenía la fe más grande. Basado en Lucas 7: 1-10 Puedes leer el episodio completo en nuestra página web https://oidyved.com/27-la-fe-mas-grande/ Lucas 7: 1-10 1 Cuando terminó de hablar al pueblo, Jesús entró en Capernaúm. 2 Había allí un centurión, cuyo siervo, a quien él estimaba mucho, estaba enfermo, a punto de morir. 3 Como oyó hablar de Jesús, el centurión mandó a unos dirigentes de los judíos a pedirle que fuera a sanar a su siervo. 4 Cuando llegaron ante Jesús, le rogaron con insistencia: —Este hombre merece que le concedas lo que te pide: 5 aprecia tanto a nuestra nación que nos ha construido una sinagoga. 6 Así que Jesús fue con ellos. No estaba lejos de la casa cuando el centurión mandó unos amigos a decirle: —Señor, no te tomes tanta molestia, pues no merezco que entres bajo mi techo. 7 Por eso ni siquiera me atreví a presentarme ante ti. Pero, con una sola palabra que digas, quedará sano mi siervo. 8 Yo mismo obedezco órdenes superiores y, además, tengo soldados bajo mi autoridad. Le digo a uno: “Ve”, y va, y al otro: “Ven”, y viene. Le digo a mi siervo: “Haz esto”, y lo hace. 9 Al oírlo, Jesús se asombró de él y, volviéndose a la multitud que lo seguía, comentó: —Les digo que ni siquiera en Israel he encontrado una fe tan grande. 10 Al regresar a casa, los enviados encontraron sano al siervo.

Aug 11

5 min 41 sec

En este episodio estudiamos el llamado de Jesús a Mateo para seguirlo y como Mateo lo dejo todo por Jesús. Basado en Lucas 5:27-32 Puedes leer el episodio completo en nuestra página web https://oidyved.com/26-dejandolo-todo-por-jesus/ Lucas 5:27-32 27 Después de estas cosas salió y vio a un publicano llamado Leví, sentado al banco de los tributos públicos, y le dijo: —Sígueme. 28 Él, dejándolo todo, se levantó y lo siguió. 29 Leví le hizo un gran banquete en su casa; y había mucha compañía de publicanos y de otros que estaban a la mesa con ellos. 30 Los escribas y los fariseos murmuraban contra los discípulos, diciendo: —¿Por qué coméis y bebéis con publicanos y pecadores? 31 Respondiendo Jesús, les dijo: —Los que están sanos no tienen necesidad de médico, sino los enfermos. 32 No he venido a llamar a justos, sino a pecadores al arrepentimiento.

Aug 10

4 min 43 sec

En este episodio estudiamos el milagro de Jesús al paralítico de Betesda a quien le dijo Levántate y anda. Basado en Juan 5:2-9 Puedes leer el episodio completo en nuestra página web https://oidyved.com/25-levantate-y-anda/ Juan 5:2-9 2 Hay en Jerusalén, cerca de la Puerta de las Ovejas, un estanque, llamado en hebreo Betesda, el cual tiene cinco pórticos. 3 En estos yacía una multitud de enfermos, ciegos, cojos y paralíticos, que esperaban el movimiento del agua, 4 porque un ángel descendía de tiempo en tiempo al estanque y agitaba el agua; el que primero descendía al estanque después del movimiento del agua quedaba sano de cualquier enfermedad que tuviera. 5 Había allí un hombre que hacía treinta y ocho años que estaba enfermo. 6 Cuando Jesús lo vio acostado y supo que llevaba ya mucho tiempo así, le dijo: —¿Quieres ser sano? 7 El enfermo le respondió: —Señor, no tengo quien me meta en el estanque cuando se agita el agua; mientras yo voy, otro desciende antes que yo. 8 Jesús le dijo: —Levántate, toma tu camilla y anda. 9 Al instante aquel hombre fue sanado, y tomó su camilla y anduvo.

Aug 9

5 min 37 sec

En este episodio estudiamos la manera en la cual Dios nos amó al entregar su hijo por la salvación del mundo. Basado en Juan 3:11-21. Puedes leer el episodio completo en nuestra página web https://oidyved.com/24-de-tal-manera-amo-dios/ Juan 3:11-21 11 De cierto, de cierto te digo que de lo que sabemos, hablamos, y de lo que hemos visto, testificamos; pero no recibís nuestro testimonio.  12 Si os he dicho cosas terrenales y no creéis, ¿cómo creeréis si os digo las celestiales?  13 Nadie subió al cielo sino el que descendió del cielo, el Hijo del hombre, que está en el cielo.  14 Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es necesario que el Hijo del hombre sea levantado,  15 para que todo aquel que en él cree no se pierda, sino que tenga vida eterna. 16»De tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree no se pierda, sino que tenga vida eterna.  17 Dios no envió a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él.  18 El que en él cree no es condenado; pero el que no cree ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.  19 Y esta es la condenación: la luz vino al mundo, pero los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas,  20 pues todo aquel que hace lo malo detesta la luz y no viene a la luz, para que sus obras no sean puestas al descubierto.  21 Pero el que practica la verdad viene a la luz, para que se ponga de manifiesto que sus obras son hechas en Dios.

Aug 8

5 min 11 sec

En este episodio estudiamos el encuentro de Nicodemo con Jesús y cuan importante es nacer de nuevo. Basado en Juan 3: 1-10 Puedes leer el episodio completo en nuestra página web https://oidyved.com/23-nacer-de-nuevo/ Juan 3:1-10 1 Había un hombre de los fariseos que se llamaba Nicodemo, dignatario de los judíos. 2 Este vino a Jesús de noche y le dijo: —Rabí, sabemos que has venido de Dios como maestro, porque nadie puede hacer estas señales que tú haces, si no está Dios con él. 3 Le respondió Jesús: —De cierto, de cierto te digo que el que no nace de nuevo no puede ver el reino de Dios. 4 Nicodemo le preguntó: —¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre y nacer? 5 Respondió Jesús: —De cierto, de cierto te digo que el que no nace de agua y del Espíritu no puede entrar en el reino de Dios. 6 Lo que nace de la carne, carne es; y lo que nace del Espíritu, espíritu es. 7 No te maravilles de que te dije: “Os es necesario nacer de nuevo.” 8 El viento sopla de donde quiere, y oyes su sonido, pero no sabes de dónde viene ni a dónde va. Así es todo aquel que nace del Espíritu. 9 Le preguntó Nicodemo: —¿Cómo puede hacerse esto? 10 Jesús le respondió: —Tú, que eres el maestro de Israel, ¿no sabes esto?

Aug 6

5 min 23 sec

En este episodio estudiamos el milagro de sanidad al hijo de un funcionario real que vivía en Capernaum. Basado en Juan 4: 46-53 Puedes leer el episodio completo en nuestra página web https://oidyved.com/22-creer-en-jesus/ Juan 4: 46-53 46 Y volvió otra vez Jesús a Caná de Galilea, donde había convertido el agua en vino. Había allí un funcionario real, cuyo hijo estaba enfermo en Capernaúm.  47 Cuando este hombre se enteró de que Jesús había llegado de Judea a Galilea, fue a su encuentro y le suplicó que bajara a sanar a su hijo, pues estaba a punto de morir. 48 —Ustedes nunca van a creer si no ven señales y prodigios —le dijo Jesús. 49 —Señor —rogó el funcionario—, baja antes de que se muera mi hijo. 50 —Vuelve a casa, que tu hijo vive —le dijo Jesús. El hombre creyó lo que Jesús le dijo, y se fue.  51 Cuando se dirigía a su casa, sus siervos salieron a su encuentro y le dieron la noticia de que su hijo estaba vivo.  52 Cuando les preguntó a qué hora había comenzado su hijo a sentirse mejor, le contestaron: —Ayer a la una de la tarde se le quitó la fiebre. 53 Entonces el padre se dio cuenta de que precisamente a esa hora Jesús le había dicho: «Tu hijo vive». Así que creyó él con toda su familia.

Aug 5

5 min 38 sec

En este episodio estudiamos el impacto que tuvo Jesús en los habitantes de Samaria y su labor como el salvador del mundo. Basado en Juan 4: 27-34; 39-42 Puedes leer el episodio completo en nuestra página web https://oidyved.com/21-el-salvador-del-mundo/ Juan 4: 27-34 27 En esto llegaron sus discípulos y se sorprendieron de verlo hablando con una mujer, aunque ninguno le preguntó: «¿Qué pretendes?» o «¿De qué hablas con ella?» 28 La mujer dejó su cántaro, volvió al pueblo y le decía a la gente: 29 —Vengan a ver a un hombre que me ha dicho todo lo que he hecho. ¿No será este el Cristo? 30 Salieron del pueblo y fueron a ver a Jesús.  31 Mientras tanto, sus discípulos le insistían: —Rabí, come algo. 32 —Yo tengo un alimento que ustedes no conocen —replicó él. 33 «¿Le habrán traído algo de comer?», comentaban entre sí los discípulos. 34 —Mi alimento es hacer la voluntad del que me envió y terminar su obra —les dijo Jesús Juan 4: 39-42 39 Muchos de los samaritanos que vivían en aquel pueblo creyeron en él por el testimonio que daba la mujer: «Me dijo todo lo que he hecho».  40 Así que cuando los samaritanos fueron a su encuentro le insistieron en que se quedara con ellos. Jesús permaneció allí dos días,  41 y muchos más llegaron a creer por lo que él mismo decía. 42 —Ya no creemos solo por lo que tú dijiste —le decían a la mujer—; ahora lo hemos oído nosotros mismos, y sabemos que verdaderamente este es el Salvador del mundo.

Aug 4

5 min 25 sec

En este episodio estudiamos la conversación de Jesús y la mujer samaritana sobre como debemos adorar en Espíritu y verdad en Juan 4:16-26. Puedes leer el episodio completo en nuestra página web https://oidyved.com/20-espiritu-y-verdad/ Juan 4: 16-26 16 —Ve a llamar a tu esposo, y vuelve acá —le dijo Jesús. 17 —No tengo esposo —respondió la mujer. —Bien has dicho que no tienes esposo.  18 Es cierto que has tenido cinco, y el que ahora tienes no es tu esposo. En esto has dicho la verdad. 19 —Señor, me doy cuenta de que tú eres profeta.  20 Nuestros antepasados adoraron en este monte, pero ustedes los judíos dicen que el lugar donde debemos adorar está en Jerusalén. 21 —Créeme, mujer, que se acerca la hora en que ni en este monte ni en Jerusalén adorarán ustedes al Padre.  22 Ahora ustedes adoran lo que no conocen; nosotros adoramos lo que conocemos, porque la salvación proviene de los judíos.  23 Pero se acerca la hora, y ha llegado ya, en que los verdaderos adoradores rendirán culto al Padre en espíritu y en verdad, porque así quiere el Padre que sean los que le adoren.  24 Dios es espíritu, y quienes lo adoran deben hacerlo en espíritu y en verdad. 25 —Sé que viene el Mesías, al que llaman el Cristo —respondió la mujer—. Cuando él venga nos explicará todas las cosas. 26 —Ese soy yo, el que habla contigo —le dijo Jesús.

Aug 3

5 min 35 sec

En este episodio estudiamos el encuentro de Jesús con la mujer samaritana y por qué Jesús es el agua viva. Basado en Juan 4:6-16 Puedes leer el episodio completo en nuestra página web https://oidyved.com/19-el-agua-viva/ Juan 4:6-15 6 Y estaba allí el pozo de Jacob. Entonces Jesús, cansado del viaje, se sentó junto al pozo. Era cerca del medio dia. 7 Llegó una mujer de Samaria a sacar agua; y Jesús le dijo: —Dame de beber  8 —pues sus discípulos habían ido a la ciudad a comprar alimentos—. 9 La mujer samaritana le dijo: —¿Cómo tú, siendo judío, me pides a mí de beber, que soy mujer samaritana? —porque judíos y samaritanos no se tratan entre sí—. 10 Respondió Jesús y le dijo: —Si conocieras el don de Dios, y quién es el que te dice: “Dame de beber”, tú le pedirías, y él te daría agua viva. 11 La mujer le dijo: —Señor, no tienes con qué sacarla, y el pozo es hondo. ¿De dónde, pues, tienes el agua viva?  12 ¿Acaso eres tu mayor que nuestro padre Jacob, que nos dio este pozo, del cual bebieron él, sus hijos y sus ganados? 13 Jesús le contestó: —Cualquiera que beba de esta agua volverá a tener sed;  14 pero el que beba del agua que yo le daré no tendrá sed jamás, sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna. 15 La mujer le dijo: —Señor, dame esa agua, para que no tenga yo sed ni venga aquí a sacarla.

Aug 2

5 min 44 sec