Amour

Entrego, la fragilidad de mi ser y los más bajos instintos de lo erótico e indeliberado, entrego mi espíritu. Reclamo, al amor por poseer al ser humano por sus faltas y no por su voluntad, por el deseo y la condición de no tenerlo, marcharse cuando se tiene y desecharlo para necesitarlo otra vez.